Penas y Alegrías de Mi Último Viaje a Europa

Por: Víctor “Papo” Rodríguez Villanueva, BBA-MBA

Aunque este artículo no tiene nada que ver con el Status de P.R., he decidido publicarlo aquí, con la esperanza de que le sea facil encontrarlo, a las personas que deséen leerlo.  Además de Los Vidalinos, que fuimos a Europa del 9 al 26 de julio del 2015, quiero compartirlo con las personas que no fueron a ese viaje y para su orientación, mencionaré datos que los Vidalinos ya conocemos.  Los Vidalinos somos, los de la manada de Vidal.  El era nuestro pastor y nos llevó, como su rebaño, por caminos seguros.  Somos los que tuvimos la dicha y el placer de tener todo el tiempo a nuestro Pastor (guía turístico) en la excrusión, el Madrileño, VIDAL.

He titulado este artículo como “Penas y Alegrías de Mi Último Viaje a Europa”, pero quiero dejar establecido, que las alegrias superaron por muchos las penas.  Además que la calidad de los servicios de la compañía Europamundo, fue superior y si tuviera que volver a Europa, iría por Europamundo.

Es lógico que en una excursión de 18 noches y 16 días, siempre hay contratiempos que después de las dos semanas de haber llegado a PR, podemos hacer un recuento o narrativa de esas experiencias vividas, nada mas y nada menos que en…..Europa.  ¡Oh, boy!

Visitamos a España, Francia, Italia, con sus ciudades importantes.  Suiza, Mónaco y una que otra mini nación, incluyendo el Vaticano. Lugares turísticos, como La Torre de Eifel, La Torre Inclinada de Pizza, Venecia con sus Gondolas, El Coliseo Romano, El Vaticano y muchos otros lugares con monumentos, jardínes, museos y muchas maravillas más.  No las voy a describir, pues sería larga la narración.  Pueden ir a Facebook y buscar en Los Turistas PR 2015 y allí encontrarán muchas fotos que demuestran parte de lo que vimos y vivimos en Europa.

Tengo seleccionado algo más de 40 temas para hacerles una narrativa, mas en broma que en serio, de forma jocosa tal vez; de las experiencias y las Penas y Alegrías vividas durante esa excursión y estas son:

“En un lugar de la mancha (excursión), de cuyo nombre no quiero acordarme”……sucedieron algunas de las siguientes Penas y Alegías:

1. Las Maletas y Bolsos (no incluye las carteras de las mujeres) La gran mayoría de las noches, dormíamos una sola vez en cada hotel.  Por lo menos en 12 veces, teníamos que subir al hotel y bajar hacia la güagüa (Bus) con las maletas.  No habían maleteros.  Eramos 58 personas que con un promedio de dos maletas (una grande y otra pequeña) sumaban 116 maletas para almacenarlas en el maletero exterior del Bus.  Además de los bolsos que subíamos dentro del Bus, pues entonces el total aumentaba a por lo menos 156.  La tragedia comenzaba en el hotel.  Si buscabas algo en una maleta y NO estaba, entonces se buscaba en la otra maleta y tampoco estaba.  Se buscaba en los boslos…….y….adivinó.  ¡Tampoco estaba!  Se levantaba la primer maleta para volver a buscar….y…(no la había cerrado con el ziper)..se te abría y todas las cosas salían “desperramadas” al piso.  ¡Que viva la Pepa!, gritaba de la alegría.  La ropa usada, apestosa al sudor del calor sofocante, estaba ligada con la ropa limpia.  Uno no sabía cual era limpia y cual sucia.  Pero implanté dos planes para identificarlas.  Plan número 1. La olía y si yo decía: ¡A Tomates No Huelen! entoces era usada.  Si no percibía olor (peste) alguna, entonces usaba el plan B.  Este plan era visual.  Examinaba los “calzoncillos” para ver si localizaba alguna “chillá de goma” y si era así, pues era usada, porque ningún carro le había pasado por encima.

2. Los Ascensores: Cuando llegabamos al hotel, teníamos que esperar por un tapón de mas de 58 Vidalinos con mas de 116 maletas y bolsos, siempre y cuando no llegara una manada de Chinos.  ¡No es facil!  Había que esperar.  Por las mañanas, cuando nos ibamos hacia el Bus, entonces sí que era lo bueno.  Arrastrábamos las maletas hacia el ascensor. (“Maldita sea, el sube y baja de las maletas”) Se esperaba en los pisos de arriba hasta que se abriera la puerta del ascensor.  Y espera, y espera y espera, cuando de pronto sonaba la campanita de que se abriría la puerta y nos embargaba una alegría inmensa, que se esfumaba tan pronto se abría la puerta.  Venía atestado de maletas y Chinos, que nos miraban con “Ojos de Lechón Asa’o”.

3. Los Desayunos: Teníamos que levantarnos muy temprano, después de habernos acostado muy tarde en la noche y “muertos”de cansado.  Teníamos 30 minutos para desayunarnos.  Ibamos de prisa, buscando el pan, no encontrabamos la mantequilla, casi siempre los huevos había que ponerlos a hervir, a veces solo había una maquinita de café, que nunca podíamos obtener el café con leche al estilo de PR.  Teníamos que avanzar, porque se nos iba el Bus y no queríamos quedar mal con Vidal.  Pero si “a aquel” se le antojaba obligarte ir al “Toilet” (y casi siempre era así), entonces se te complicaba la situación.

4. Los Pujos en el Toilet:  Se iba al toilet y había que avanzar porque nos dejaba el Bus.  Entonces, el muy condena’o se antojaba y no quería “evacuar” Uno pujaba, pujaba y pujaba, …. y nada quería salir. Yo mismo me decía:  Si Pujas y Pujas y no puedes evacuar, …no te quedes en la bacineta, mira que se te vá, Vidal”.

5. Las Habitaciones en los Hoteles:  En la mayoría de los casos, eran muy pequeñas, yo casi tenía que salir al pasillo, para que mi esposa e hijo se movieran.  Habían neveritas, pero casi siempre, NO enfriaban y cuando enfriaban, ni se notaba.  En casi todas, el acondicionador de aire, no enfriaba, como en Novotel en Madrid la primera noche.  También en París el paisaje que veía por la ventana de mi cuarto era un cementerio, que colindaba con el hotel.

6. Las Guaguas (Bus): Eran bien cómodas.  Siempre tenían aire acondicionado y un amplio maletero en la parte exterior baja.  Los conductores eran expertos y muy cuidadosos.  Vendían agua y tenian un servicio sanitario (Toilete) que muy pocas veces se usaron. Los pocos que los usaron dijeron que apestaba, pero la culpa no era del Bus, sino de los que lo habían usado anteriormente.  No podían “evacuar” con Perfume de Gardenia.  Vidal siempre nos contaba al abordar el Bus, cuando salíamos del hotel y luego cada vez que lo abordábamos al regresar.  Era una medida de segurirad para constatar que no se quedara nadie.  Hay que destacar que los cristales de las ventanas y los Buses, casi siempre estaban limpios y así pudimos tomar fotos desde adentro del Bus.  Vidal, siempre nos daba orientación desde el Bus, con muy buena amplificación y todos escuchábamos muy bien.

7. Sangre Boricua en Roma:  Esto me sucedió a mí.  Al llegar a hacer el “Chek-In” en el hotel, mi brazo raspó una columna de madera, que tenía un filo y me cortó la piel.  Boté sangre y en el counter, una empleada del hotel, solo me recomendó el Toilet para que me lavara.  Gracias a mi esposa Ada, que tenía toallitas con alcohol, crema de antibióticos y curitas, que me curó. (por eso es que llevo 55 años de casado con ella, pues además de ser mi esposa es mi enfermera) Yo  puedo afirmar que  “se derramó sangre Boricua” en Roma.

8. El Pan Sin Mantequilla y la Ausencia del Hielo: Aveces en el desayuno y casi siempre en los Restaurantes, te daban pan y no mantequilla.  Había que pedirla y los mozos te miraban con asombro y muchas veces no te la traían.  Lo mismo sucedía con el hielo.

9. La Media Pensión:  Estos eran 6 almuerzos y 3 cenas que se habían comprado de antemano, através de TWS.  Pagamos $25.00 por cada servicio ($225.00 en total) y casi siempre nos servían Pollo Guizado con Papitas (Patatas) fritas.  Por mucho menos dinero que eso, se podía comer mejores platos, fuera de la media pensión según el menú de cada restaurante.  Esa es una crítica JUSTIFICADA para la media pensión.  Pero la compra en TWS era opcional.

10. El Pollé a la Camisé:  En Francia, cuando en un Restaurante le servían la media pensión, a nuestro buen amigo José (Cheo) Betancourt (el esposo de Aida), cuando un mozo le servía el pollo guizado con patatas fritas, tropesó con la espalda de Cheo y le derramó el caldo del pollo por la parte de atrás de la camisa.  Enseguida fué y trajo “una palangana”(y no de morcillas fritas) con agua y un paño y le limpió la parte de atrás de la camisa.  Según me han informado, en ese Restaurante se ha hecho famoso el especial del Pollé a la Camisé.

11. Servicios en los Restaurantes: En algunos lugares de comida, los mozos nos trataban grocera e irrespetusamente.  Querían que aceptáramos lo que nos servían, aun cuando les estábamos PAGANDO por la compra de la comida.  En una ocasión, yo abandoné el Restaurante, cuando el mozo pretendía que aceptara lo que el quería y no lo que yo quería comprar y pagar.

12. Las Botellas de Agua:  Con la calor sofocante que tuvimos todos los días, el agua fria era un requisito obligado.  Las botellitas de como 10 onzas, si la comprabas en el hotel te cobraban 3.5o Euros.  En la calle te costaba un Euro y hasta .50 de un Euro.  Tenías que tomártela rápido porque, con la calor, se te calentaba rápidamente.  En los lugares de las paradas “técnicas” se podían conseguir a un Euro, las de un litro.

13. El Calor:  Siempre había calor, incluyendo en muchos hoteles, pero no en los Buses.  Era tan sofocante, que al poco tiempo de estar caminando, para ir a las visitas a los lugares históricos, ya el sudor te empapaba la ropa.  Tenías que camirar RÁPIDO, porque Vidal o cualquier otro guía, iban más rápido que “El Tren Bala”.

14. Los Chinos:  Tal parece que derrumbaron La Muralla China, porque había un desparramiento de Chinos que estaban por manadas y rebaños por todos lados.  Se te metían al medio, te empujaban, hablaban en voz alta (como los PR).  En las paradas técnicas para ir al “Toilete”, corrían y te ocupaban las “basineta” y tenías que “apretar” en la parte baja trasera, (es que se me olvidó el nombre) hasta que salían de allí.

15. Los Carteristas:  Nos alertaron tanto sobre los carteristas, que la preocupación era tan grande, que apenas podíamos admirar las obras de arte, por estar mirando a todos lados, para que no nos asaltaran.  No sabíamos donde transportar el dinero, si en el bolsillo de atrás, el de el frente, si en la cartera, o dónde?  Como había tanta y tanta gente (turistas) yo casi los veía a todos como “Carteristas”.

16. Los Africanos Vendedores Ambulantes:  ¡Por aquí, por Allá, por Acá y por Acuyá!  En las paradas de los Buses, te estaban esperano.  Te intervenían con sus ventas, tanto cuando llegabas, como cuando te ibas.  ¡B A R R R R A T O!  Sus productos eran llaveros con la torre de Eifel, pañuelos, abanicos Españoles, magnetos, relojes “Rolex” y otros poductos similares.  Eran muy consistentes al querer vender sus artículos.  Siempre comenzaban con un precio alto, pero si le regateabas, comenzaban a bajar el precio.  Imagínese que yo compré un reloj “ROLEX” por solamente diez Euros.  Claro está, es uno fabricado en China, pero, digo, tengo un reloj “ROLEX”, y eso nadie me lo puede negar.  El caso es que, no sé si le sale la occidación y se me infecta la muñeca del brazo donde lo use. También los habían en Madrid, en la Puerta del Sol y frente a las grandes tiendas.  Usaban un toldo amarrado con cordones por las cuatro partes (como un paracaidas).  Exhibían su mercancia sobre esos toldos y cuando venía la policia, simplemente halaban los cordones y así se cerraban los toldos, los cuales quedaban como un saco.  Se los ponían a sus espaldas y seguían caminando.  Allí en Madrid, ví un rótulo donde advertian que comprarle a los vendedores ambulantes era un riesgo, ya que no podías reclamar ninguna garantía por los productos, porque no era facil identificarlos (todos se parecen) y no se podrían localizar.  A esto yo concluyo, que tampoco hay garantías en comprar en las tiendas legalmente establecidas, porque, nosotros, los turistas, estábamos un día o dos y luego regresabamos a nuestros paises y no íbamos a regresar para reclamar garantías.

17. El Euro como Moneda:  ¡Que lío con eso del Euro!  Primeramente, habían monedas de uno, de dos Euros.  Habían de .20, .02 y otras denominaciones fraccionarias de un Euro.  El valor cambiaba diariamente y para adquirirlos en los lugares de cambio de dólares por Euros, NO ERA FACIL.

18. No Es Fácil:  Como yo le decía a Tony, el esposo de Rosana: “Al pobre nunca se la ponen fácil”.  Ese nuevo ambiente de hoteles, maletas, caminatas, comidas, etc.  ¡No Es Facil!  No puedo olvidar la fuerza con que Rosana llamaba a su esposo….. ¡T  O  N Y!  y él, casi siempre estaba muy cerca de ella. Tampoco olvido que en el aeropuerto de Madrid, a nuestro regreso a PR, el domingo 26 de julio, Rosana iba, uno por uno entre nosotros y nos obsequiaba con un “kiss” (bombomcito de chocolate) Ese gesto de cariño, solamente lo tuvo…… ROSANA……… ¡Que lindo!

19. Nuevas Amistades:  Alguien, creo que fué Norma, la mamá de Víctor Manuel, dijo que se debió haber  hecho una autopresentación de los componentes del grupo, el primer día de encontrarnos.  No se hizo y así nos fuimos conociendo, poco a poco, y ganando simpatías con alguien en específico.  Como, “las apariencias engañan”, esa primera impresión que nos dá una persona, muchas veces las pre-juzagamos erroneamente, pero al pasar los días, cambiamos de opinión.  En TWS en el Mayagüez Mall, Diana Medina, una empleada muy eficiente, me habló de un señor y su esposa que irían en la excursión y que los notaba un poco preocupados, por ser  “Seniors”.  Les dijo que casi todos eramos “Seniors” (no Viejitos) y que haríamos amistad.  Así fué.  Con la pareja que más amistad hizo mi esposa, mi hijo y yo, fué con Cheo y Aida.  También se hizo amistad con otras personas, ya que el grupo de los VIDALINO, era muy amable.

20. Los Perdidos:  Hasta donde yo sé, solamente Aida y Cheo se perdieron.  Creo que a dos personas, la güagüa los dejó en el hotel el primer dia de viaje y tuvieron una odisea para volver a unirse al grupo.  Pero esos no se perdieron, ellos sabían donde estaban y resolvieron.  Primeramente Cheo se perdió en los Museos del Vaticano.  Luego Cheo y Aida se pierden en Barcelona, y finalmente Aida se pierde en Puerta del Sol en Madrid.  Estaban más perdidos que “Rolandito”.  Dicen que Cheo y Aida cantaban ese bolero que dice: Estoy perdido y no sé que camino, me trajo hasta aquí”… Cheo y Aida se pueden dar el “Caché” de decir que ellos se perdieron en: El Vaticano, En Barcelona y En Madrid.  Digo, culquier “tráfala” no se ha perdido en esos distinguidos lugares de Europa.  A propósito de los perdidos, dicen que un señor (que NO es Cheo) iba por un camino solitario y de pronto el camino se divide en dos (para la derecha y para la izquierda)  El se detuvo y se preguntó: ¿Por cual de los dos caminos continúo?  Vé a un señor y le pregunta:  ¿Sr. si voy por la izquierda o si voy por la derecha, a donde llego?  El Sr. le pregunta: ¿Para donde uste vá?  Le contesta:   “Yo no sé.”  Entonces ese señor le dice: “Si usted no sabe para donde vá, cualquier camino es bueno, coja cualquiera de los dos”.

 21. Las Pizzas:  Como estábamos en Italia, presumíamos que serían las mejores pizzas que comeríamos.  ¡Que decepción! Básicamente hubo unanimidad de que no eran buenas y que las de PR son las mejores, como en Pellot Pizza en Aguadilla.  Aún con las pizzas “margarita” que se veían con mucho queso, a casi nadie le gustaban.  En una ocasión en que mi esposa e hijo no querían comer pizza, yo ordené una “personal pizza” para mí.  Cuando el mozo me la trajo, le pedí que me la “cortara” en pedazos.  Él me preguntó: Se la divido en ocho o en cuatro pedazos?  Yo me quedé pensando y luego de un analisis “exhaustivo” le contesté:  Mire, divídala en cuatro pedazos poque yo creo que no me podré comer los ocho pedazos…(Jí, Jí, Jí.)

22. Los Guías: Además de Vidal, los que estuvieron dentro de los museos, Capilla Sixtina en el Vaticano, en Pompeya y otros lugares,  son personas con mucho conocimiento, explican muy bien y los radio trasmisores y receptores portátiles que usan, hacen que todos escuchen y se reciba la descripción a la perfección.

23. Los Edificios: Entre lo maravilloso de Europa, están los majestuosos edificios de todas la épocas.  Su arquitectura combinada con el arte y las esculturas, dejan estupefacto al espectador.  Desde Iglesias, Basílicas, Estatuas, Jardines, y otros, para nosotros, los del “Nuevo Mundo” quedamos anonadados y petrificados por la belleza y la grandeza de los edificios.

24. Las Pinturas en los Museos:  Es increible la belleza y el arte de esos pintores con paisajes, retratos de personalidades, batallas y muchos otro géneros de pinturas.  Es asombroso como aun se conservan y en buenas condiciones esas pinturas.  Recuerden que antes del invento de la fotografía, se hacían los retratos de las personas con pintura y pincel.  Como estudié fotografía, sé que un retrato es de una persona y una fotografía es de un paisaje o un objeto que no sea una persona.

25. Las Esculturas: La más que me impresionó es La Piedad de Miguel Angel, la cual esculpió cuando tenía solamente 24 años de edad.  Ustedes saben que hay muchísimas otras que son famosas.  Me estuvo curiosa la del león comiéndose al hombre por la parte trasera.  Parece que el “olor” lo atrajo y comenzó a comer por ahí. (Vea la foto en Los Turistas PR 2015 en Facebook)

26. Los Paisajes Vistos Desde el Bus: En la excursión se incluye viajar por autopistas, teniendo en cuenta aquellas que ofrecen muchos y bonitos paisajes.  Ver sembradios de uvas, olivos, tabaco(no lechugas), girasoles, yerba para ganado, maiz y otros, es espectacular. Las montañas como Los Alpes, Los Apeninos y la Cantera de Carrara, con el mejor marmol del mundo. También el paisaje de las llanuras, rios y otros es maravilloso.

27. El Vaticano: Los Museos, Catedral, Capilla Sixtina y otras, son verdaderamente fabulosos.  Creo que es lo más importante en Roma, aunque El Vaticano es un pais aparte.  El que vaya a Europa y no vaya al Vaticano, se habrá perdido ¡Lo Mejor!

28. Los Sembradíos: Los inmensos campos de agricultura son espectaculares.  En el #26 mencioné los cosechas.  La agricultura abunda en extensas regiones en Europa.

29. Viaje en el Avión: Desde el hotel Novotel en Madrid hasta el Aereopuerto el viaje duró 45 minutos aproximadamente.  El vuelo, de regreso a PR, que saldría a las 3:30 PM (hora de Madrid) se atrasó y salió a las 4:30.  Tuvimos tiempo para intercambiar opiniones sobre la excursión.  Dentro del avión, con las 8 horas de vuelo, se hizo una eternidad.  Gracias a Dios que en la Aduana, no tuvimos problemas.

30. Aida y Cheo: Merecen mención aparte estas dos personas.  Creo no equivocarme al decir que todo el grupo le tomó un gran afecto y cariño a ellos.  Aida era muy jovial y graciosa con su manera de hablar.  Fué muy grande la preocupación cuando estuvieron 30 minutos sin llegar al “Bus” en Barcelona, pero por nada en el mundo nos ibamos a ir, sin que ellos aparecieran.  Tengo su dirección residencial y número de teléfono y espero ir a visitarlos.

31. Maquina de Café: Aunque, anteriormente, mencioné esta máquina, quiero volver al tema porque casi todos nosotros los de PR, no podemos vivir sin el café.  Habían veces en que en el desayuno, había solamente una funcionando y las otras no.  Teníamos para presionar varios botones, pero ninguno nos daba el café con leche al estilo de PR.  ¡Cuantas tazas se quedaban llenas al lado de esas maquinitas, porque no obteníamos el café deseado!

32. El Sr. de Los Sombreros y Los Bastones: Comenzó la excursión muy expresivo y haciendo señalamientos de las fallas que ocurrían.  Protestaba, con razón, lo que otros callaban.  Casi siempre era el último en subir al “Bus”.  Siempre dormía en el viaje, pues tomaba muchos medicamentos porque le habían trasplantado un riñón.  Alegó que lo asaltaron y le robaron dinero.  Hizo muchas compras y llevaba MUCHAS maletas.  Por su edad y condición médica, le era casi imposible continuar en la excursión.  Su esposa era muy calladita y mostraba mucha cortesía a todo el grupo.  Sin haberse terminado el circuito, abandonó la excursión y regresó a PR.

33. La Toma de Fotos: Dentro del Bus se tomaban fotos del exterior y como los cristales de las ventanillas casi siempre estaban limpios, se obtenían muy buenas fotos.  El problema mayor eran los árboles, pues cuando ibas a disparar la fotos, se te metían al medio los arboles o los túneles. !Que muchos túneles hay en Europa! Otro dato importante es que en casi todas las ciudades casi no habían árboles y por eso era la calor tan fuerte.

34. Dormir en Los Buses: Con los buenos expresos, el aire acondicionado y el cansancio acumulado en los días anteriores, había una tentación a dormir en el Bus, durante su recorrido.  Para algunos, poco importaba el paisaje, los sembradios y las conversaciones dentro del Bus.  Lo que querían era dormir, o si no, pregúntenselo a Aida.

35. Vidal: Como Aida y Cheo, Vidal merece una mención aparte.  Parecía mas un Puertorriqueño que un Madrileño.  Se identificó tanto con el grupo, que todavía lamentamos estar separado de él.  Es todo un profesional en su tarea de Guía Turístico.  Vá mas allá de sus responsabilidades.  Siempre sonreía sin importar lo que le dijesen.  Era el Pastor con su rebaño de ovejas.  La Compañía Europamundo debe sentirse orgulloza y honrada de tener un empleado de los quilates de Vidal.  Todo el oro que vimos en las catedrales y monumentos, no tienen los quilates del oro que tiene el “alma” de Vidal.  ¡Dios lo bendiga!

36. Compras en las Ciudades: Las mujeres estaban “culecas” con tanta mercancía que podían comprar.  Que si abanicos Españoles, que si pañuelos de seda, que si carteras de tamaño “extra-large”, que si bolsos, que si perfumes y muchos otros mas.  Nosotros los esposos, nos mateníamos alejados de ella (para darle el espacio necesario y evitar “gastos mayores”) y que pudieran comprar a sus antojos.  Siempre le recomendábamos que le compraran a los Africanos, pues vendían B A R R R R A T O.   Los hombres comprábamos gorras, camisetas, “Post Cards”, libritos con fotos de los monumentos y lugares históricos.

37. El Metro 53 en Madrid.  Al lado del Novotel en Madrid, nos montábamos, con Aida y Cheo, en el Metro (Pequeños Bus) que nos llevaba hasta Puerta del Sol, cerca del Callao, por 3 Euros ida y vuelta.  Es un mercado peatonal.  Allí conocimos a Pepe, un señor con un negocito muy pequeñito y le compramos “souvenirs”.  También fuimos a almorzar al Restaurante Rodríguez, por ser de mi mismo apellido.  La multitud que acude a ese lugar es inmensa.

38. Los Sandwiches Clandestinos: Como había que almorzar y cenar y el gasto era mucho, a alguien (no a mí) se le ocurrió la idea de preparar, en el desayuno en el hotel, un “sandwich” y cuando nadie estaba mirando, metérselo en el bolsillo o la cartera de mujer y llevárselo para el viaje.  También lo hacían con las frutas.  Así se ahorraban alguno Euros.

39.  Los Baños en los Hoteles:  La dificultad que encontré en esos baños fueron tres:  1. Nunca podía combinar o mezclar el agua fría con la caliente para poder bañarme, o me salía muy fria o me salía muy caliente.  2. Las bañeras eran muy altas y era un peligro levantar las piernas, pues te podías caer.  3. Cuando te bañabas, el agua de la ducha, siempre caía al piso exterior y se formaba un bache.  La puertecita para evitar que el agua saliera hacia el piso exterior, no lo evitaba.

40. Los Enchufes Eléctricos:  Como la energía eléctrica allá es de 220 voltios, había que tener un convertidor.  Gracias a Dios que yo tenía uno que compré en Amazon y siempre me funcionó, pues tenía adapters.  No sabía que en los Buses habían y creo que eran de 110 voltios como en PR.  Alene C. Saap Canals me mostró los lugares dentro de los Buses en que tenían esos receptaculos.

41. Reunión de Los Vidalinos: Tengo entendido que Vidal volverá a PR en enero del 2016 a promocionar las excursiones.  Estará en Sear’s (TWS) en Plaza Las Américas.  Creo que sería una buena oportunida de llegar allí, ese día que designen, para vernos nuevamente e invitar a Vidal a almorzar en la Terraza de Plaza y pasar un día comentando los recuerdos de la excursión.  Si acaso yo consigo información de ese día, se las haré saber, pero si alguno de ustedes la consigue primero, le agradeceremos que nos la informe.

Bueno, hasta aquí termino esta narrativa del viaje.  Quiero agradecer a todos los Vidalinos por la amistad sincera y el compañerismo que siempre mostraron.  Se que se me quedaron otros temas importantes, pero no quiero alargar más este artículo.

Le recuerdo, a los que no lo sepan, que en la página de Facebook Los Turistas PR 2015  podrán ver fotos de esa excursión y los comentarios que cada cual hizo.

Se pueden comunicar conmigo a mi e-mail maviropa@live.com

Sería para mi una gran satisfacción volver a verlos a todos.

Gracias y que Dios los bendiga a todos.